1 min 11 meses

El senador comenzó a dejarse ver como un candidato dispuesto a dar pelea en las internas del radicalismo. Se diferenció de la actual dirigencia del partido centenario deslizando que no tienen «voluntad de poder» y subrayó la paridad de género de su agrupación, Evolución, dentro lo que consideró «el partido más misógino de la Argentina”. El senador comenzó a dejarse ver como un candidato dispuesto a dar pelea en las internas del radicalismo. Se diferenció de la actual dirigencia del partido centenario deslizando que no tienen «voluntad de poder» y subrayó la paridad de género de su agrupación, Evolución, dentro lo que consideró «el partido más misógino de la Argentina”. Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *