1 min 6 meses

«Se detuvo en las habitaciones y visitó a todos los pequeños presentes, y luego regresó al Vaticano», destacó un vocero de la Santa Sede. El hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma, propiedad del Vaticano, atendió hasta ahora a 50 menores con distintas patologías que huyeron del asedio de las tropas rusas.»Se detuvo en las habitaciones y visitó a todos los pequeños presentes, y luego regresó al Vaticano», destacó un vocero de la Santa Sede. El hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma, propiedad del Vaticano, atendió hasta ahora a 50 menores con distintas patologías que huyeron del asedio de las tropas rusas.