1 min 7 meses

Al parecer sólo «La mano de Dios» y «La jugada de todos los tiempos» y sólo Malvinas en su vertiente vindicatoria, en la evocación de los soldados caídos y en el repudio a los abyectos procederes de la Dictadura Militar, cierran filas los argentinos seguidores del fútbol y opacan las diferencias, o las ponen entre paréntesis en aras de una causa superior.Al parecer sólo «La mano de Dios» y «La jugada de todos los tiempos» y sólo Malvinas en su vertiente vindicatoria, en la evocación de los soldados caídos y en el repudio a los abyectos procederes de la Dictadura Militar, cierran filas los argentinos seguidores del fútbol y opacan las diferencias, o las ponen entre paréntesis en aras de una causa superior.