1 min 5 meses

Apenas una docena de mujeres se animaron a hacer oír su voz en la Plaza, aquel 30 de abril de 1977, en plena dictadura. Una de ellas fue Haydeé Gastelú de García Buela, la madre de Horacio, uno de los 30 mil desaparecidos.Apenas una docena de mujeres se animaron a hacer oír su voz en la Plaza, aquel 30 de abril de 1977, en plena dictadura. Una de ellas fue Haydeé Gastelú de García Buela, la madre de Horacio, uno de los 30 mil desaparecidos.