1 min 4 meses

Las dos agentes lo reoconocieron luego de admitir que habían ingresado al calabozo para quitar un colchón que la detenida estaba rompiendo y que cuando regresó su compañera le dijo «ayudame que esta pelotuda se ahorcó».Las dos agentes lo reoconocieron luego de admitir que habían ingresado al calabozo para quitar un colchón que la detenida estaba rompiendo y que cuando regresó su compañera le dijo «ayudame que esta pelotuda se ahorcó».