1 min 4 meses

Durante el viaje Francisco visitó a tres ciudades representativas de los tres pueblos indígenas del país. En su último discurso en Canadá reconoció una vez más «la indignación y la vergüenza» que le provoca el rol de algunos miembros de la Iglesia en el funcionamiento de las 139 escuelas residenciales que instauró el Gobierno local.Durante el viaje Francisco visitó a tres ciudades representativas de los tres pueblos indígenas del país. En su último discurso en Canadá reconoció una vez más «la indignación y la vergüenza» que le provoca el rol de algunos miembros de la Iglesia en el funcionamiento de las 139 escuelas residenciales que instauró el Gobierno local.