1 min 4 meses

Desde el gobierno chino se afirma que el arribo de la titular de la Cámara de Representantes a la isla es una «grave provocación» y una «violación del principio de una única China». La actitud estadounidense fue además reprochada por los gobiernos de Moscú y Teherán, que se solidarizaron con Beijing.Desde el gobierno chino se afirma que el arribo de la titular de la Cámara de Representantes a la isla es una «grave provocación» y una «violación del principio de una única China». La actitud estadounidense fue además reprochada por los gobiernos de Moscú y Teherán, que se solidarizaron con Beijing.