1 min 4 meses

A través del «Motu Proprio» titulado «Ad charisma tuendum», el Papa determinó darle al Dicasterio para el Clero el control sobre las «prelaturas personales», de las que el movimiento conservador, creado en 1928, es la única por el momento.A través del «Motu Proprio» titulado «Ad charisma tuendum», el Papa determinó darle al Dicasterio para el Clero el control sobre las «prelaturas personales», de las que el movimiento conservador, creado en 1928, es la única por el momento.