1 min 2 meses

Las pequeñas localidades con menos de 2.000 habitantes, que reflejan el desarrollo desde lo local, la sostenibilidad y el impulso para fomentar el arraigo, reciben a quien los visiten con historia, comidas caseras y tradiciones que los vecinos exponen con orgullo.Las pequeñas localidades con menos de 2.000 habitantes, que reflejan el desarrollo desde lo local, la sostenibilidad y el impulso para fomentar el arraigo, reciben a quien los visiten con historia, comidas caseras y tradiciones que los vecinos exponen con orgullo.