1 min 2 meses

Con el objetivo de lograr un ahorro de 500 millones de libras anuales y acelerar su paso hacia el sector digital, el proyecto de la cadena pública británica implica el cierre de las emisiones de radio en árabe, persa y chino, así como el cese de varios programas de TV en África y Asia.Con el objetivo de lograr un ahorro de 500 millones de libras anuales y acelerar su paso hacia el sector digital, el proyecto de la cadena pública británica implica el cierre de las emisiones de radio en árabe, persa y chino, así como el cese de varios programas de TV en África y Asia.